Problemas que os pueden presentar con las piscinas

Si tenéis una piscina en vuestra casa, o en vuestra comunidad de propietarios, urbanización, entre otros, y notas que el mantenimiento es deficiente, os damos una serie de pistas que os pueden aclarar dudas en cuanto tengáis problemas con vuestras piscinas.

Cuando veis algas, es un problema

La aparición de algas es el problema más habitual a la hora de tener piscinas, aparecen de manera abundante en el agua ya que su capacidad de reproducirse es impresionante, así que, como es casi cotidiana la aparición de estas algas en vuestras piscinas, vete acostumbrando a que sea algo con lo que vais a enfrentar casi siempre.

Por lo general, hay diversidad de tipos de algas, pero las que llegan a vuestras piscinas no son muchas, son casi las mismas, por eso, han inventado tratamientos muy buenos en contra de éstas, garantizando que, si tenéis algas, podréis eliminarlas fácilmente, y si no tenéis, las podréis mantener alejadas también.

Como es obvio, sabréis que tenéis algas en vuestra piscina si éstas enturbian el agua o las paredes y el piso de la misma, por lo que, si son algas verdes, lo verás obviamente en el agua, si son algas de color marrón, estarán en las paredes de la piscina, éstas no necesariamente enturbian el agua, y las negras que también se adhieren a las paredes y entre las cerámicas, cabe destacar que las algas negras son las que más trabajo dan a la hora de tratar de erradicarlas.

Aplicación de un tratamiento para prevenir la aparición de algas

La prevención es constancia, puesto que si no se aplican los correctivos con disciplina y regularidad, las algas aparecerán en un abrir y cerrar de ojos, os decimo que la regularidad de un tratamiento correctivo es vital, ya que estas algas son resistentes a las condiciones de limpieza y os hará demasiado complicado eliminarlas después, con un correcto mantenimiento, las algas no aparecerán, os aseguramos.

En el mercado existen productos muy eficaces para evitar que las algas aparezcan con frecuencia, ya queda de parte de vosotros elegir cuál es el mejor en lo relativo a costo-beneficio, si hacéis un buen mantenimiento de prevención a vuestras piscinas, os vais a ahorrar mucho trabajo a futuro.

Tratamiento para cuando ya tenéis algas en vuestra piscina

Si el mantenimiento de vuestra piscina ha fracasado, y comienzas a ver algas en el agua y en las paredes, lo primero que tenéis que hacer es poneros a limpiar con un cepillo en las partes en donde se han pegado las algas, después que hayáis hecho esto, deberéis encender la máquina de limpiafondos (en caso de que tengáis) para que aspire las partículas que pueda, si hacéis esto, no necesitarás usar tantos productos de limpieza más adelante, así como también, habréis ganado algo de tiempo.

El agua, como elemento químico, posee un pH que debe balancearse en las piscinas, lo siguiente que tenéis que hacer es equilibrar vuestra piscina en un pH recomendable que es en un intervalo entre 7,2 y 7,6, si el agua de vuestra piscina no está en esos valores, tendréis que llevar el agua de vuestra piscina a ese pH.

Una vez hecho el paso anterior, debéis ponerle cloro. Muy importante: debéis ponerle el cloro según las medidas de vuestra piscina, luego debéis encender la máquina de depuración, deberéis dejarla todo un día encendido. Al día siguiente, debéis limpiarla otra vez por todos lados, paredes y piso, después debéis activar la máquina limpiafondos otra vez y en este caso, en vez de aspirar, ponéis la máquina a vaciar las partículas (si es que quedan algunas).

Si queréis que el proceso tenga protección extra, algo para prevenir las algas (alguicida) no estaría mal que le aplicaras un poco.

¿Qué debéis hacer con el agua turbia?

En algunas ocasiones, es obvio que veréis el agua turbia de vuestra piscina, esto pasa ya que hay elementos de suciedad, o están empezando a aparecer algas, aparecen y enturbian el agua ya que son elementos muy pero muy pequeños que no pasan los filtros de vuestra piscina. En ocasiones, también puede ser el pH del agua de vuestra piscina que no está equilibrado, como os dijimos anteriormente, este pH debe oscilar entre 7,2 y 7,6, si no lo calibras, el agua va a empezar a verse turbia.

Cómo hacer para que vuestra agua de la piscina no se vea turbia

Si veis el agua de vuestra piscina turbia, no solo se debe a que hay algas, o que falta mantenimiento adecuado, de verdad, un agua turbia es una combinación de las dos opciones anteriores y muchos otros problemas más. Así que, si no hacéis un buen mantenimiento a vuestra piscina, tendréis que gastar dinero para hacer los procedimientos de limpieza y depuración.

Si vuestra piscina ya empieza a notarse la turbidez, lo primero que hay que hacer es buscar lo que está haciendo que el agua de vuestra piscina se esté enturbiando. Si hay elementos visibles en la superficie del agua, y podéis verlos, seguramente son algas, y, si en efecto corroboráis que es así, os recomendamos que hagáis el proceso que os contamos en los párrafos anteriores, igualmente (aunque ya os parezca obvio) es ajustar el pH del agua si está desequilibrado.

Si no veis solución y el agua de vuestra piscina sigue turbia, lo que debéis es un proceso llamado floculación: es un proceso mediante el cual agregáis un químico al agua de vuestra piscina y los elementos que flotan en la superficie del agua se agrupan y se hunden hasta el fondo de la piscina.

La forma para agregar el floculante (la sustancia que se usa para la floculación) es la siguiente:

Cuando ya no haya personas utilizando la piscina, debéis quitar la máquina de depuración y agregar el floculante, acordaos que debéis hacerlo según las medidas y el volumen de agua de vuestra piscina, el proceso es mejor que lo hagáis de noche, pero bueno, suponiendo que lo hayáis hecho de noche, debéis esperar unas ocho horas (espera a que amanezca) y ya deberíais ver que los elementos deberían estar en el fondo de la piscina.

Ahora lo último que tenéis que hacer es encender la máquina de limpiafondos, la ponéis en la modalidad de desagüe y listo, ya vuestra piscina estará libre de elementos de suciedad.

Es importante resaltar que si no habéis calibrado el pH de vuestra piscina, el tratamiento anterior no os servirá de nada, así que es imperativo de que antes de hacer un tratamiento a vuestra piscina, lo mejor es controlar el pH. Si el agua sigue igual, debéis repetir la floculación por algunos días más hasta que quede totalmente clara.

Si el pH está muy alto, los desinfectantes y otros productos de limpieza no van a tener resultados positivos sobre vuestra piscina, si el pH es muy bajo, los floculantes no os servirán de nada en vuestra piscina. Además cabe destacar que podría producir molestias en la piel y ojos de las personas que se metan a la piscina.

Un problema que también se manifiesta de manera desagradable en las piscinas es la acumulación de cal y esto nuevamente y dejad que os repita; tiene que ver con un pH alto, de allí la importancia de que el pH del agua de vuestra piscina esté SIEMPRE en sus niveles correctos.

Si la cal se ha depositado ya en las paredes de vuestra piscina, el procedimiento es casi el mismo que con las algas, le podéis añadir un aditivo químico para que desaparezca la cal y después debéis pasar un cepillo en donde estuvo dicha sustancia, después lo que tenéis que hacer es encender la máquina limpiafondos y dejar que se filtren las sustancias.

Si habéis seguido estos tips al pie de la letra, disfrutaréis de una piscina limpia y cristalina.