Todo lo que debes saber sobre las instalaciones de saneamiento

En el presente artículo detallaremos cuales con los controles, medidas y demás aspectos a tener en cuenta en lo que respecta a las instalaciones de saneamiento haciendo un conciso repaso por los materiales utilizados en este tipo de instalaciones y los procedimientos que se llevan a cabo.

Tareas previas

Una de las primeras labores o tareas que se deben ejecutar antes realizar instalaciones de saneamiento es asegurarse de que se efectué la acometida necesaria para realizar el montaje del colector general o principal. También, se debe priorizar algunas tareas que deben ser realizadas en primera instancia como la perforación de los muros para crear los orificios donde pasaran las tuberías.

Posteriormente se alineará la arqueta, alzado y planta para proceder con la sustitución de las conexiones. El ángulo de las derivaciones debe ser menor a sesenta grados con respecto a la unión principal de la misma.

Con respecto a los bajantes vistos se debe procurar que dicho conducto se encuentre paralelo con todas las instalaciones y tuberías que se encuentren vistas.

Las arquetas sifónicas por su parte deben encontrarse inexorablemente en el segmento final de la acometida. En este tipo de arqueta se debe instalar el saneamiento de disposición horizontal que debe ser colocado de forma enterrada o en su defecto suspendida.

Existen arquetas que son prefabricadas requieren de una solera elaborada en hormigón que albergara este elemento previamente diseñado.

Resulta importante además colocar un tape de arqueta en dichos elementos ya que este tipo de implementos previenen la difusión de olores desagradables. Sin embargo, es importante recordar que dichos tapes deben ser elaborados con la particularidad de que puedan ser fácilmente destruidos en caso de que se requiera acceder a la arqueta.

Los soportes de tuberías son otro de los elementos destacados que debemos mencionar en este repaso de los detalles a tener en cuenta de las instalaciones de saneamiento, ya que es importante detallar las pendientes de dicho soporte de forma que la tubería que será instalada sobre los mismos no se arquee o doble evitando de esta forma las averías de la tubería.

Existen ciertos hechos y detalles lacónicos y puntuales que deseamos resaltar, los cuales son los siguientes:

  • Todos los bajantes cuentan con derivaciones específicas para cada piso o planta.
  • Las tuberías e instalaciones horizontales se unen a las que se encuentran en disposición vertical mediante codos.
  • En el caso de que la red de disposición horizontal se encuentre enterrada se conectara a otra red horizontal a través de una arqueta normal o sifónica en caso de estar relacionada con aguas negras, mientras que si esta se encuentra colgada la conexión mencionad se efectuara con el uso de codos.

Todas las redes de saneamiento vertical están destinadas al flujo o caudal de descenso de elementos sanitarios o bajantes los cuales tendrán que ser fijados con abrazaderas de seguridad. Este tipo de instalaciones debe cumplir con las normativas dispuestas para las redes verticales.

Las redes verticales de saneamiento deben poseer un sistema de ventilación primario a una altura superior a las ventanas o puertas que se encargue de desahogar los olores desagradables, y una ventilación secundaria necesaria maximizar la función de la ventilación anteriormente mencionada.

Factores a tener en cuenta

  • La cota de una solera debe disponerse en una ubicación inferior a la arqueta, alrededor de diez centímetros bajo este elemento.
  • El salto del tubo tendrá que ser rellenado mediante la solera para prevenir las indeseables sedimentaciones.
  • En el caso de las tuberías de PVC, la opción ideal para mejorar el grado de unión del mortero es utilizar un reborde de arena que será adherido al tubo con cola.
  • Las campanas de agua de los tubos deben encontrarse hacia arriba.
  • Para las tuberías de PVC, utilizar soplete para unión segmentos de tubos resulta ineficaz y poco recomendable.

Proceso constructivo

En todos los servicios destinados a realizar modificaciones en las instalaciones de saneamiento se deben seguir un protocolo estructurado y organizado. Dicho protocolo es el siguiente:

  1. En primero lugar debemos replantear la organización de las arquetas y de las redes verticales y horizontales.
  2. Seguidamente se instalarán las arquetas con las medidas y especificaciones recomendadas.
  3. El tercer paso a efectuar es la nivelación o alineación de los soportes teniendo en cuenta que las pendientes sean adecuadas y no generen problemas.
  4. Efectuar los bajantes y el sistema de ventilación comprobando que dichas instalaciones cumplen con los requerimientos estándar relacionados con los desplomes, las distancias y las abrazaderas.
  5. Por último, se debe realizar una prueba o análisis final donde se compruebe que la circulación del agua es perfecta y que no existen fugas o goteras en toda la instalación de saneamiento.

Control de calidad

Una vez se posean los materiales con los cuales se realizarán las instalaciones de saneamiento, es recomendable efectuar una serie de pruebas para determinar que dichos recursos cumplen con las especificaciones necesarias, por ejemplo, los diámetros de los tubos, las longitudes, el espesor, etc.